CUBIERTAS CON TEJA


Las tejas cerámicas son elementos de cobertura para colocación discontinua sobre tejados en pendiente.
Se pueden definir como piezas obtenidas mediante prensado o extrusión, secado y cocción, de una pasta arcillosa, que se utilizan para la realización del elemento de estanqueidad de la cubierta. Dicha estanqueidad se consigue por las características del propio material, la forma de las piezas, los solapes entre ellas y su correcta colocación.
Su gran versatilidad contribuye a la obtención de tejas con formas diversas. La adición de aditivos y la aplicación de tratamientos superficiales permiten obtener diferentes coloraciones y acabados.

Las funciones que cumplen las cubiertas de tejas cerámicas son:
Aislamiento térmico.
Resistencia a heladas.
Resistencia al fuego.
Estanqueidad al aire y, si es necesario, al vapor.
Aislamiento acústico.
Estética y armonía con el paisaje.
Respeto al medio ambiente.
Estética y armonía con el paisaje:
El empleo de la teja cerámica en cualquier edificación permite conseguir los más altos niveles de belleza estética y armonía con el paisaje.